TUMORES CUTANEOS

Dentro de los Tumores Benignos los de consulta más habitual son: Hemangiomas, Nevo Rubí, Adenomas Sebáceos, Queratosis Actínica, Lipomas, Verrugas, Molusco Contagioso, Nevos, Lentigos, Nevo Verrugoso, Xantelasma, entre otros.
Como Lesiones Precancerosas más habituales de consulta dermatológica podríamos nombrar Leucoplasia, Cuerno Cutáneo, Enfermedad de Bowen, Mancha Melanótica de Hutchinson, y muchos más.
La piel por su posición anatómica estará expuesta a factores carcinogenéticos con mayor intensidad que otras áreas cubiertas. Si bien el diagnóstico dada su visibilidad puede ser más temprano, muchos pacientes llegan tardíamente al médico.
Dentro de la consulta médica el primero en frecuencia de los Tumores Malignos es el Epitelioma Basocelular, lo sigue el Epitelioma Espinocelular, la Enfermedad de Bowen y el Melanoma (melanoma maligno, melanocarcinoma o melanoblastoma), etc.
Para poder establecer un diagnóstico seguro y despejar cualquier tipo de duda, es imprescindible hacer el examen y valoración de las lesiones cutáneas, que consiste en realizar una biopsia de piel (estudio histopatológico). Existen otro tipos de estudio complementarios a la biopsia que se pueden realizar como la dermatoscopia entre otros. Además se debe acompañar de una serie de estudios clínicos acordes a la presunta lesión tumoral.
Dependiendo del diagnóstico diferencial (benigno, premaligno y maligno), la localización, el grado de extensión, el tiempo de aparición, y el manejo clínico previo de la lesión hasta el diagnóstico definitivo, se elegirá el tratamiento adecuado.