Lifting de muslos

lifting_muslos

El lifting de muslos es un procedimiento quirúrgico dirigido a embellecer la forma y aumentar la tersura de las piernas.
Traccionando de la piel tanto en sentido superior como medial, podemos dar mas tersura a al piel distendida del muslo y elevar el tejido descolgado. Este texto le dará un conocimiento básico del procedimiento, cuando puede ayudarle, como se realiza, y que resultados puede esperar. No puede contestar todas sus dudas, ya que muchas dependen de las circunstancias individuales de cada paciente. En la consulta inicial le explicaremos todas las particularidades de su caso.

EL MEJOR CANDIDATO PARA UN LIFTING DE MUSLOS

El lifting de muslos puede mejorar su apariencia y su autoestima. Sin embargo antes de decidirse debe revisar cuidadosamente cuales son sus expectativas y discutirlas con nosotros.
El lifting de muslos se realiza generalmente para elevar el tejido descolgado de muslos y nalgas, para mejorar el contorno corporal.
El Lifting de muslos es un procedimiento frecuentemente seguro.
Algunas mujeres refieren áreas de piel con sensibilidad disminuida cerca de las incisiones. Estos síntomas generalmente desaparecen con el tiempo, pero pueden ser permanentes en algunos pacientes.
La evolución de las cicatrices de la incisión depende de factores personales y de localización de las cicatrices. Siempre se le explica al paciente, con detalle, dónde se asientan y cual es la calidad prevista de las cicatrices.

TIPOS DE ANESTESIA

El lifting de muslos se realiza bajo anestesia general o peridural, de forma que no sienta molestias durante la intervención.

LA CIRUGÍA

El método de realizar la tracción de la piel de la pierna depende de su anatomía, de sus problemas y de nuestras recomendaciones. La incisión puede ser hecha bien solo en la cara interna del muslo cerca de la ingle o puede ser necesario llevarla al pliegue glúteo. En ocasiones en lifting de muslos y glúteo puede ser necesario hacerla circular. No olvide sin embargo que las incisiones serán proporcionales a la cantidad de piel sobrante, y que para eliminar ésta no hay otra forma posible que realizar cicatrices. La elección se hace con el objetivo de que la incisión este colocada de forma que la cicatrices sean lo menos visibles posible.
En el caso de que las cicatrices sean largas y evidentes hay que sopesar la mejoría en el contorno corporal con la existencia de tales cicatrices. Le explicaremos cual será la situación para que pueda evaluar la mejoría con objetividad
Las incisiones se hacen para asegurarse de que las cicatrices sean lo menos visibles posible, en el pliegue inguinal o en el pliegue glúteo

Es importante discutir pros y contras de cada una de las técnicas para que entienda las implicaciones del procedimiento que le recomendamos.
La cirugía generalmente lleva de una a dos horas. Se cierra la herida con una sutura enterrada y posteriormente se vendan las piernas durante dos o tres días para permitir que su cicatrización sea correcta.
Después de la cirugía, las piernas muslos y glúteos tienen mejor aspecto, y las cicatrices se atenúan con el tiempo.

 

VOLVIENDO A LA NORMALIDAD

Debe ser capaz de volver a su trabajo en unos quince días dependiendo del nivel de actividad que requiera el mismo.
Es importante seguir los consejos acerca de cuándo comenzar a realizar ejercicio y actividad normal. Sus piernas probablemente estarán más sensibles a la estimulación directa en dos o tres semanas, de forma que debe evitar el contacto físico. Después, progresivamente, volverán al estado normal.
Las cicatrices estarán endurecidas y rosas al menos durante seis semanas. Aunque este endurecimiento puede durar algunos meses. Después, progresivamente, se irán atenuando hasta hacerse muy poco evidentes.

 

SU NUEVA IMAGEN

Las mujeres sometidas a este tratamiento mejoran en aspecto y en autoestima, al encontrarse más seguras con su nuevo aspecto.