Estética nariz

estetica_nariz

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica, en realidad es una combinación de varios procedimientos en un solo órgano. Dada su diversidad de formas y tamaños, no existe una misma técnica para todos los casos.

Se efectúa para mejorar la parte estética y funcional de la nariz, tratando las estructuras externas de la misma, ya sea reduciendo o aumentando su tamaño, remodelándola a nivel del dorso o la giba y hasta la punta, mejorando el ángulo que existe entre la nariz y el labio superior, estrechando los orificios nasales, guardando un balance muy delicado entre el dorso y la punta de la nariz, como también entre la nariz y las proporciones de la cara, en lo que corresponde a la parte estética.
También se remodela el tabique nasal, procedimiento conocido como Septoplastía, y trata las estructuras adyacentes, como los cornetes, para mejorar la función, corrigiendo sus defectos.
En la mayoría de los casos las incisiones van por dentro en las fosas nasales, a través de las cuales se manejan todas las estructuras, teniendo acceso a los tejidos óseos y cartilaginosos, los cuales son manipulados, remodelados y reposicionados, dando así una nueva apariencia externa a la nariz, conservando o mejorando su función.

 

Duración: ½ a 1 hora

Anestesia: Local, combinada o general.

Hospitalización: Ambulatoria. Eventualmente puede hospitalizarse por 1 día.

Recuperación: La mayoría de los pacientes que se someten a una rinoplastia se encuentran bien en 2 días, siendo capaces de volver al trabajo o al colegio en una semana más o menos.

Duración de los Resultados: Permanente.

 

RINOPLASTIA SECUNDARIA O REPETITIVA
Son cirugías que se realizan para mejorar los resultados de intervenciones anteriores, traumáticas o no.
En algunos casos estos procedimientos se combinan con tratamientos del tabique nasal, con tratamientos en los cornetes, etc.
Se trata de una reconstrucción para mejorar la función respiratoria ocasionalmente afectada por una primera operación o por un traumatismo.