Endoscópica

endoscopica

Esta nueva tecnología está indicada para el rejuvenecimiento de la frente y los párpados.
La cirugía plástica endoscópica se convierte en una nueva alternativa de rejuvenecimiento
para hombres y mujeres que quieren mantener un aspecto físico joven y moderno.

CAMBIOS QUE NO DEJAN HUELLAS

Atrás quedaron las molestas recuperaciones e inflamaciones porque ahora con nuevas técnicas y a través de pequeñas incisiones se corrigen las arrugas y la flacidez de los tejidos por medio del moderno sistema de video endoscopia.

La aplicación de esta técnica permite obtener excelentes resultados y pacientes muy satisfechos, ya que las cicatrices son mínimas.

La cirugía endoscópica es una técnica que permite visualizar de manera precisa el procedimiento quirúrgico de cada persona y de esta forma, minimizar los riesgos y las posibles complicaciones.

Lo que se busca es rejuvenecer cualquier parte del cuerpo con cicatrices mínimas, aplicando anestesia local o regional y disminuyendo el temor en las personas.

De esta forma, los pacientes tendrán post-operatorios cortos que le permitan reintegrarse a su vida normal en un plazo máximo de 72 horas.

Este procedimiento se realiza a través de 3 o 5 pequeñas incisiones, en el cuero cabelludo, de un centímetro cada una. Se introduce el endoscopio (cámara del tamaño de un lápiz, conectada a un monitor de televisión), el cual permite al cirujano tener una visión clara y magnificada de los músculos y tejidos situados debajo de la piel.

Mientras los instrumentos quirúrgicos se introducen por otro orificio, realizando los cortes y modificaciones necesarios en los músculos y la fijación en la nueva posición del sitio escogido por el paciente.

Al terminar el procedimiento se cierran las incisiones y se coloca un vendaje ligero y cómodo que se retira en 24 horas.

 

LOS BENEFICIOS

Esta nueva tecnología está indicada para el rejuvenecimiento de la frente, los párpados superiores (tercio superior de la cara), pómulos o estiramiento total del rostro incluyendo el cuello.

En muchos casos esta cirugía se realiza con mayor frecuencia en mujeres y hombres entre los 30 y 60 años para disminuir los efectos visibles del envejecimiento.

Sin embargo, puede ser una ayuda para mujeres y hombres de cualquier edad con cejas planas, de localización baja y mal definidas, o que hayan desarrollado pliegues o arrugas en el entrecejo por stress o actividad muscular exagerada, con papada, cuello caído o pómulos bajos que atenúan cansancio y flacidez al rostro.