Abdomén Dermolipectomía

abdomen_cirugia

La lipectomía, conocida también con el nombre de Abdominoplástia es un procedimiento quirúrgico que tiene como finalidad remover el exceso de grasa y piel de la parte media y baja del abdomen al mismo tiempo que se ajustan los músculos de la pared abdominal, reduciendo así su aspecto protruido. Los mejores candidatos para esta cirugía son hombres o mujeres cuya figura corporal presenta grandes depósitos de grasa y flacidez de piel que no responden a regímenes dietéticos ni al ejercicio.

La pérdida de elasticidad de la piel en pacientes de edad avanzada y el estiramiento de ésta y de los músculos abdominales en mujeres que han tenido varios embarazos, son también indicaciones para realizar esta técnica operatoria.

Aquellos pacientes que desean perder mucho peso o aquellas mujeres que planean futuros embarazos, deberían esperar para someterse a este procedimiento.

Los pacientes con tendencia a la mala cicatrización deben ser prevenidos antes de una Abdominoplástia y explicarles el riesgo que tienen de producir cicatrices inestéticas.

 

ANESTESIA

El tipo de anestesia puede ser general o anestesia local más sedación.

 

PROCEDIMIENTO

La duración de la intervención oscila entre 1 a 2 horas, dependiendo de cada paciente.

Generalmente se realiza una incisión desde un hueso de la cadera hasta el otro por encima del pubis, siguiendo la llamada línea del bikini. Una segunda incisión se realiza a nivel del ombligo para liberarlo de la pared abdominal. En las mini-dermolipectomías, la incisión es más pequeña y el ombligo no es separado de la pared del abdomen.

El paso siguiente es despegar la piel de la pared abdominal hasta el borde inferior de la última costilla dejando al descubierto los músculos rectos abdominales.

A estos músculos se les hace una plicatura o se les unen conjuntamente mediante la colocación de suturas, con la finalidad de darle firmeza a la pared abdominal.

La piel es luego estirada hacia abajo y el exceso de la misma es removido. Se realiza un orificio para la recolocación del ombligo en una posición anatómica y finalmente se realizan las suturas correspondientes.

 

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA
Durante los primeros días usted sentirá cierto dolor, malestar e inflamación. Estos síntomas son controlados fácilmente con medicamentos prescritos por su médico.

Los puntos más superficiales de sutura se retiran en cinco o siete días. Las suturas intradérmicas se retiran de dos a tres semanas después de la intervención.

Tomará unas semanas el que usted se reincorpore a todas sus labores habituales. Algunos pacientes se recuperan en unas dos semanas, mientras que otros necesitan de un poco más de tiempo.

Las cicatrices no tendrán un buen aspecto durante los primeros tres a seis meses, sin embargo esto es completamente normal. Las cicatrices tardarán de nueve meses a un año en aplanarse y aclararse.

En los últimos años, miles de mujeres y hombres se han beneficiado con este fabuloso procedimiento quirúrgico. Un cuerpo juvenil y saludable, le darán a usted más confianza y mayor seguridad en el trato con los demás. Depende de usted.

 

MINI-ABDOMINOPLASTIA

En muchos pacientes, tanto masculinos como femeninos, puede no ser necesaria una gran intervención, sino sólo una miniabdominoplastia, o bien una lipo-aspiración y una miniabdominoplastia.

El cirujano plástico le indicará, en cada caso, cuál es el mejor tratamiento, y según el tipo de problema y los resultados buscados, podrá combinarse con Lipo-Aspiración Ultrasónica u otros procedimientos. La ventaja es que la recuperación lleva mucho menor tiempo.

La miniabdominoplastia, minilipectomía o minidermolipectomia es la operación que consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular a veces es complementada con una lipoaspiración – liposucción – lipoescultura tumescente etching de los flancos, con o sin desinserción del ombligo.

Esta situación de exceso de piel y relajación de la pared abdominal se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior.

Está indicada cuando hay poca flacidez de piel, lipodistrofia (grasa localizada) de pequeña a moderada y musculatura normal especialmente en pacientes que no tienen todavía hijos o tuvieron solo uno.

Se asocia a lipoaspiración para una mejor definición del contorno corporal.

Es un procedimiento ambulatorio. La anestesia queda a criterio del anestesiólogo y cirujano.

La mini-abdominoplastia consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

El procedimiento puede ser ambulatorio o con internación, la mini-abdominoplastia / mini-lipectomía / mini-dermolipectomia se realiza con anestesia local más sedación o general.

La duración de la mini-abdominoplastia es de 2 a 3 horas, con una recuperación de 7 a 15 días, y un poco más de un mes para retomar las actividades físicas.

Los resultados de la mini-abdominoplastia son duraderos manteniendo el peso.