CAMAS SOLARES. PREVENCIÓN EN SALUD

 

El uso de las camas solares a nivel mundial comenzó a ponerse en práctica con fines cosméticos, en la década del 70.

Las camas solares fueron y son publicitadas para la adquisición de un bronceado artificial, que es considerado de riesgo para los pacientes, por su asociación con el desarrollo del cáncer de piel.

Al incrementarse su uso en la población en forma indiscriminada, según los estudios realizados por los diferentes centros de investigación en dermatología, determinaron que esto haya motivado la aparición de una legislación específica relacionada con este tema.

Desde hace varios años se han presentado evidencias científicas que comprobaban el desarrollo en la piel de lesiones cancerígenas, como basocelular, espinocelular y melanoma.

La Organización Mundial de la Salud determinó, después de realizar diversos estudios, que los rayos ultravioleta que emiten las camas solares, son definitivamente cancerígenos. Aumentan un 75% el riesgo de  tener un cáncer de piel en personas que utilizan la cama antes de los 30 años.

Fueron distintas las medidas adoptadas en diferentes países del mundo.

En la Argentina se sancionó y promulgó una ley en el 2012, que prohíbe la utilización de equipos de emisión de rayos ultravioleta destinados para bronceado a personas menores de edad. Puede haber situaciones excepcionales en los casos de necesidad terapéutica, determinado por profesionales de la especialidad.

Los locales que promocionan estos procedimientos sobre bronceado artificial deberán cumplir con lo preestablecido en la ley: 1. exhibir en un lugar visible un cartel informativo para los usuarios que explique que la utilización de dichos aparatos está prohibida para los menores de edad. 2. Proveer información bajo la forma de consentimiento informado, sobre los posibles daños que se generan en la piel por el efecto de los rayos ultravioleta. 3. Contar con personal que posea los conocimientos básicos sobre primeros auxilios. 4. Es importante que el Ministerio de Salud establezca un protocolo de supervisión y revisación periódica de los equipos.

La Sociedad Argentina de Dermatología y la Asociación Argentina de Dermatología junto con el Instituto Nacional del Cáncer recomiendan el no uso de camas solares en personas menores a 35 años de edad.

Como conclusión diríamos que este es un tema muy importante y de actualidad, ya que desde los fines cosméticos o estéticos, especialmente los jóvenes adolescentes están muy interesados en mostrar un aspecto radiante, de belleza efímera y como signo de status, concepto lamentablemente equivocado que en el futuro los podría llevar a un probable problema de salud.

WHO-UV-infographics-cause-cancer-1200px-ES001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s