TOXINA BOTULINICA

Es uno de los tratamientos más interesantes y más solicitado por los pacientes que vienen a la consulta para mejorar el paso de los años.

Es importante destacar que la toxina botulínica se emplea para corregir las arrugas del rostro, determinadas por los gestos como ser entrecejos contraídos, frentes surcadas por profundas arrugas, patas de gallo muy acentuadas, etc.

Actúa diferente en la zona de la mitad inferior de la cara y se puede llegar a mejorar el aspecto de la boca en marioneta, producida por la depresión de las comisuras de los labios o para relajar un mentón demasiado contraído.

La toxina botulínica tiene pocas contraindicaciones pero sí, una limitación importante es la edad, según el criterio del profesional. Se aconseja no aplicarla en personas de más de 65 años (según la genética de la piel del paciente), ya que a esa altura de la vida las arrugas de la cara están combinadas con la aparición de flaccidez de la piel.

En la actualidad se ha generalizado el uso de toxina botulínica para el tratamiento del envejecimiento facial, ya que produce cambios efectivos y casi inmediatos.

Explica el Dr. Abel Chajchir, ex Presidente de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que dentro del plano clínico otra de las indicaciones de la toxina botulínica es el control de la sudoración excesiva, tanto de las axilas como de las palmas de las manos. El tratamiento da muy buenos resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s