UN CONCEPTO DIFERENTE EN EL TRATAMIENTO DE LAS ARRUGAS

Los médicos dermatólogos tienen en claro el concepto de que la piel es agredida por agentes internos y externos, como el sol, la polución del aire, stress, falta de sueño, productos de uso local que provocan inflamaciones y/o reacciones de alergia, enfermedades de causas internas, deshidratación, alto consumo de carbohidratos, entre muchos otros.

Los radicales libres, derivados principalmente del oxigeno, son unos de los principales causantes de la agresión de la piel. Como necesitamos de oxigeno para vivir y para que ocurran las principales funciones de nuestro cuerpo, a cada momento se forman radicales libres, como resultado de las reacciones químicas de nuestro organismo. Cuando un radical libre es creado hay una serie de reacciones en cadena muy perjudiciales, que llevan a la inflamación y a otras consecuencias.

Algunos tipos de piel envejecen más rápido que otros pues reaccionan a los factores externos de forma diferente. EN ESE ASPECTO LA GENÉTICA ES DETERMINANTE.

Para disminuir la acción de los radicales libres, el uso de cosmeceuticos debe estar asociado a una dieta adecuada, una suplementación alimentaria y actividad física controlada. Lo ideal sería una dieta rica en proteínas con algunos suplementos como acido alfa lipoico, vitamina A, B, C y E, calcio, cromo, magnesio, zinc, coenzima Q10, omega 3 y 6 entre otros.

En relación al envejecimiento en hombres y en mujeres podemos decir que la piel de los hombres es más gruesa y más lubricada que en las mujeres, a causa de las hormonas masculinas. Además las mujeres pasan por el período de la menopausia cuando el estrógeno deja de ser producido así como la progesterona, lo que acarrea diversos problemas en la piel.

Por otro lado no debemos olvidarnos de los efectos nocivos de los rayos ultravioletas, que son graduales, acumulativos e irreversibles. Es muy importante evitar la exposición exagerada al sol y no olvidarse del uso de las pantallas solares.

La Dra. Iliana Benzaquen nos informa que desde el punto de vista dermatológico, sumado a los tratamientos antioxidantes, se pueden realizar tratamientos no invasivos como el uso de productos químicos dermatológicos de aplicación local combinado con electroporación, microdermoabrasión, criopeel, mesoterapia y laser, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s