ESTETICA MASCULINA

En la actualidad la mayoría de las consultas dermatológicas están relacionadas, en estética o en otros problemas, a pacientes de sexo masculino.
Los hombres generalmente cuidan el aspecto, la figura y la salud, en forma habitual.
El rostro según pasan los años:
A partir de los 30
• Comienza la aparición de “patas de gallo” arrugas perioculares
• Comienzan a verse otras arrugas debido al olvido o ausencia de los protectores solares
• A veces pueden aparecer vasos sanguíneos en la capa superior de la piel, telangiectasias o rosácea
• Lentigos solares pueden tener una tonalidad mas fuerte
A partir de los 40
• Formación de arrugas en la frente (vinculado al estrés o a la posición durante el sueño)
• Pueden profundizarse las líneas en los pliegues nasolabiales
• La piel puede estar más deshidratada y más vulnerable
A partir de los 50
• Incipiente pérdida de la elasticidad
• Bolsas palpebrales
• Las manchas vinculadas al envejecimiento y al fotoenvejecimiento comienzan a manifestarse con mayor intensidad
• Aumentan las arrugas peribucales
• Si los pacientes modifican su peso corporal, la punta de la nariz se inclina hacia abajo
• En algunos casos se insinúan bolsas debajo del mentón (papada)
Generalmente toda esta sintomatología está íntimamente relacionada a un componente genético.
El aumento y posterior descenso de peso, resaltan todos estos problemas.
También se relaciona con los hábitos, como cansancio, estrés, dieta desequilibrada, sedentarismo, contaminación ambiental, fumar y consumir alcohol etc.
Otra causa que daña la piel es la maniobra del afeitado. Que provoca agresión continua sobre la piel, produciendo un deterioro de la barrera hidrolipídica con la consecuente deshidratación, y aparición de sequedad, picor y en algunas ocasiones erosiones, que pueden ser puerta de entrada de microorganismos.
Además, a veces aparecen reacciones alérgicas a los productos que se usan durante el afeitado.
Esto puede prevenirse con un correcto tratamiento dermatológico, adecuado a cada caso. Complementado con conductas apropiadas como limpieza facial, uso de productos luego del afeitado, nutrición adecuada del contorno de ojos, uso diario de protector solar.
Cuando la situación sigue avanzando consultar al medico dermatólogo especialista en tratamientos de prevención y solución del envejecimiento y fotodaño.

pettoruttimusa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s