QUE ES LA ROSÁCEA

La rosácea es una enfermedad habitual que altera el aspecto estético de la piel de la cara.
Las áreas más afectadas son mejillas, nariz, mentón y frente.
Se caracteriza por un enrojecimiento persistente e inusual, lesiones acnéicas, pústulas y pápulas, telangiectasia y potencial hiperplasia, donde se acumula el tejido en exceso, frecuentemente en la nariz.
Puede afectar usualmente a los miembros de una misma familia con igual contextura y herencia genética o similar estilo de vida. Afecta ambos sexos por igual y aparece a cualquier edad, sobre todo a partir de la adolescencia.
En algunos casos este trastorno dura unos meses y entra espontáneamente en remisión que puede no ser permanente.
Esta patología se caracteriza por:
1- Alteración vascular: que se manifiesta a través de un eritema intermitente o persistente, que deja la piel enrojecida o ruborizada, con una sensación de ardor y quemazón.
2- Erupción acneiforme: con la aparición de pápulas y pústulas, hiperplasia sebácea.
La misma se desarrolla lentamente y puede ocurrir en cuatro etapas, con el agravamiento del cuadro clínico.
Fase 1. Pre rosácea o eritema transitorio. Hay una congestión centro facial pasajera que se va haciendo constante. El cuadro ocurre después de la aparición estímulos inespecíficos como estrés, exposición al sol, al frío, ingesta de comidas, bebidas calientes y alcohol.
Fase 2. Rosácea vascular. Se caracteriza por la formación de eritrosis y telangiectaseas, pequeños vasos sanguíneos que generan manchas rojas permanentes, semejantes a una tela de araña.
Fase 3. Rosácea inflamatoria. Cuando aparecen erupciones papulares y pustulosas.
Fase 4. Rosácea tardía. Se caracteriza por rinofima, una hipertrofia de la nariz, más común en hombres. La piel permanece enrojecida con una demarcación bien prominente del surco nasolabial. Los poros se tornan visibles. La evaluación de la nariz con características de rinofima debe ser cuidadosa porque el pacientes puede presentar frecuentemente otras lesiones asociadas, hasta mismo un cáncer de piel. La evolución de la rosácea puede llevar a variaciones como la rosácea ocular. Puede presentarse como conjuntivitis, fotofobia, cuerpo extraño en el ojo, blefaritis entre otros.
Ante la sospecha de que un paciente puede tener rosácea, es esencial referirlo al dermatólogo para un examen más profundo. Dice la Dra. Iliana Benzaquen.
Es una enfermedad crónica y frecuentemente progresiva con recidivas y enrojecimientos explosivos. Que se manifiesta clínicamente en forma de eritema facial y tendencia fácil al rubor, debido a una dilatación vascular.
En pacientes con estrés psicológico esto puede ser inmediatamente aliviado aprendiendo que tiene un desorden en la piel y que es controlable. Además es muy importante la aceptación de que es posible la necesidad de una terapia continua, así como también que el stress acompañado de negación y decepción puede empeorar los síntomas.

rosacea3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s